jueves, 17 de mayo de 2012

Enamorada del capitoné



El capitoné es un tipo de tapizado, normalmente se usa piel o polipiel, que da un efecto de mullido al sofá, el cabecero o el sillón. Hace algunos años se empleaba como un símbolo de distinción y se usaba en las casas de la gente más adinerada, pero su historia siempre está ligada a la del sofá Chester. 
 
 

Lógicamente ya no tiene nada que ver con nuestro nivel económico, pero sigue siendo un signo de elegancia y ostentación dentro de la decoración. Por ello lo solemos encontrar en salones de corte clásico o vintage, incluso suele dar un toque barroco a decoraciones más modernas y eclécticas. 
 

Si os gusta el capitoné podéis decantaros por un Sofá Chester, poner una butaca con este acabado en el salón o dar un toque elegante al dormitorio con un cabecero. 

¿Os gusta el capitoné? ¿Conocías su origen?

miércoles, 9 de mayo de 2012

Mesas de centro para espacios pequeños

Si contamos con pocos metros cuadrados en el salón debemos agudizar el ingenio y buscar nuevas soluciones para tener más espacio, hacer que visualmente no pesen... Por ello vamos a buscar mesas de centro en blanco y con diseños muy sencillos. 

Si además tienen espacio para dejar revistas, libros y el mando de la televisión son perfectas para tener todo en orden. Este punto en las casas pequeñas siempre hay que tenerlo en cuenta y lo mejor es optar por muebles prácticos con varias funciones.



Mesa de centro con cajón

Este modelo de cuatro cajones nos da mucha sensación de espacio al ser blanca y muy sencilla. Siempre realizada con líneas rectas. 


Por último, si hablamos de un salón realmente pequeño lo mejor es elegir un modelo auxiliar que incluso podamos mover de un sitio a otro con mucha facilidad.



viernes, 4 de mayo de 2012

Regalos Día de la Madre, ideas para el salón

Nos ponemos en marcha con ideas y sugerencias para regalos para el salón. A la hora de regalarle algo para esta estancia tenemos que pensar en ella, por lo que vamos a poner en marcha la idea de crear un rincón de lectura para que disfrute. 

Lo primero sería regalarle una butaca en tonos beiges (combina con todo de una forma muy fácil). 

 

Si la gusta la decoración más clásica una mecedora de madera puede ser la clave. 



Por último, una mesita auxiliar o de apoyo para dejar el teléfono, una lámpara auxiliar o el libro será perfecta.